El cocido madrileño es un plato que representa la tradición y la cultura culinaria de Madrid y de la cocina casera española en general. Su rica combinación de ingredientes y su método de cocción hacen que sea un plato apreciado por su sabor y su capacidad para unir a las personas en torno a la mesa en ocasiones especiales.

Su origen se remonta a la Edad Media, y se cree que su popularidad se ha mantenido a lo largo de los siglos debido a su carácter sustancioso y versátil.

En esta receta es muy importante la cocción a fuego lento para lograr un plato de sabor profundo, ingredientes tiernos y una textura reconfortante. Esta técnica culinaria resalta la importancia de la paciencia y el tiempo en la cocina tradicional casera, y es una de las razones por las que el cocido madrileño es tan apreciado en la gastronomía española.

Tradicionalmente se sirve el cocido madrileño en tres vuelcos, lo que permite disfrutar de cada uno de los componentes del plato de manera separada:

  1. En el primer vuelco se sirve la sopa, elaborada con fideos, arroz o pan duro, en tazones individuales o plato hondo.
  2. En el segundo vuelco servimos los garbanzos, las patatas y las verduras. Incluyendo el rehogado de repollo.
  3. El tercer vuelco es el de las viandas o carnes troceadas.

Cocido madrileño

Disfruta de esta contundente receta súper tradicional y rica
Tiempo de preparación: 20 minutos
Tiempo de cocción: 3 horas 30 minutos
Plato: Guisos y estofados, Plato principal, Sopa, Sopas y cremas
Cocina: Mediterránea
Palabra clave: Comida, Invierno
Raciones: 8
Calorías: 589kcal
Autor: Noelia Gamero

Ingredientes

  • 300 g garbanzos
  • 150 g fideos
  • 500 g morcillo
  • 250 g tocino
  • 2 huesos de espinazo salados de cerdo
  • 2 huesos de caña de ternera
  • 1 punta de jamón
  • 1 hueso de babilla de ternera
  • 2 morcillas de cebolla
  • 2 chorizos frescos
  • ½ gallina
  • 3 zanahorias
  • 4 patatas
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • ½ repollo
  • aceite de oliva
  • sal

Elaboración paso a paso

  • Deja los garbanzos en remojo la noche anterior con una pizca de sal.
    Al día siguiente, escúrrelos y mételos en una red (te ayudará a la hora de escurrirlos)
  • Pon en una cazuela grande y preferiblemente de hierro o de barro los huesos y las carnes, a excepción del chorizo y la morcilla. Cubre con agua, tapa y deja hervir a fuego lento 3 horas y media. Retira la espuma que se genere.
  • Cuando comience a hervir, incorpora los garbanzos, la cebolla y sazona con sal.
  • Mientras, pica el repollo en cuadrados de 3 centímetros aproximadamente y cuece en otra cazuela con el agua justa hasta que está blando. Tardará unos 25 minutos o 10 si lo haces en la olla rápida. Escurre.
  • Pica los ajos en láminas y dóralos en una sartén con aceite de oliva. Añade el repollo escurrido, sazona y rehoga, moviendo a menudo.
  • Aparte, cocina en un cazo la morcilla y los chorizos durante 5 minutos. Échalos a la cazuela del cocido.
  • Una hora antes de terminar la cocción echa a la cazuela las patatas y las zanahorias.
  • Cuela el caldo para hacer la sopa.
  • Servimos el cocido en tres vuelcos: sopa, garbanzos con verduras y carnes.

Nutrición

Calorías: 589kcal | Carbohidratos: 46g | Proteina: 28g | Grasa: 32g | Grasa saturada: 8g | Grasa polinsaturada: 4g | Grasa monosaturada: 9g | Grasa Transgénica: 0.1g | Colesterol: 84mg | Sodio: 374mg | Potasio: 947mg | Fibra: 7g | Azúcar: 6g | Vitamina A: 4078IU | Vitamina C: 45mg | Calcio: 81mg | Hierro: 4mg
¿Has probado la receta?¡ Cuéntanos cómo te ha salido !